plendefrruesjp

5. Conventos barrocos de los carmelitas.

En la Tierra de Dobrin se pueden apreciar dos conjuntos arquitectónicos conventuales con iglesias, en estilo barroco, pintorescamente situados sobre colinas. Pertenecen a la orden de los carmelitas. El más antiguo se encuentra en Obory. Su fundación se debe a los propietarios de la aldea, Anna y Łukasz Rudzowscy, un matrimonio que al no tener hijos decidió crear una fundación pía.

En 1605 se construyó una iglesia de madera y un edificio con celdas conventuales a pie de la colina “Grodzisko”. Después Rudzowscy hicieron llegar a los carmelitas del convento en Bydgoszcz, otorgándoles una mitad de los bienes pertenecientes a Obory y comprometiéndolos a construir edificios de piedra. Los carmelitas trajeron consigo una estatua de Madre de Dios Dolorosa, llamada también Piedad. Esta valiosa escultura gótica del siglo XV ha sido un objeto de culto como "dispensadora de gracias" a lo largo de los siglos. En 1626 el edificio de madera fue destruido por un incendio y en 1641 se empezó la construcción de la iglesia de piedra.  Guerras, epidemias y conflictos acerca de bienes con familias de otros donantes contribuyeron al que el convento y la iglesia se construyeran por etapas en los años 1642, 1694, 1746-1753. En 1740 Juliusz Dziewanowski de Płonne fundó una capilla como voto por salvación de su hijo. En los años 1748-1749 se edificó la torre de 45 m de altura. Durante guerras en los siglos XVII y XVIII la iglesia y el convento sufrieron robos y destrucciones. Después de 1844 el gobierno imperial confinaba a los frailes y sacerdotes por predicaciones patrióticas y ayuda a insurrectos. Durante la II Guerra Mundial los nazis establecieron aquí un campo temporal para sacerdotes. La “Piedad” fue resguardada por un cura quien la escondió primero en catacumbas, después en una aldea vecina. El equipamiento de la iglesia con numerosas obras de arte barroco (altar mayor - ano 1696) y rococó (órganos y estalos - siglo XVIII).  Epitafios de los linajes de terratenientes de la Tierra de Dobrin: Borzewscy, Dziewanowscy, Mioduscy, Nałęcze, Piwniccy, Rzeszotarscy. En la colina “Grodzisko” en actualidad llamada “Kalwaria”, un cementerio con catacumbas del siglo XVIII. En los años 2004-2005 en el parque conventual se colocaron 15 estaciones de via crucis.

Ir a la galería

El conjunto conventual con iglesia en Trutowo se construyó más tarde, como fundación de Jan Rętwiński cuyo retrato se encuentra en la nave de la iglesia. Primero fue construida la iglesia (1725-1738), segundo la torre (terminada en 1753) y el convento después de 1740. El edificio del convento se construyó como alargamiento de la iglesia, así que el templo carece de una fachada frontal. El cuerpo del edificio situado sobre una colina, con una torre que predomina en el medio, de casco abultado y farol calado, es un fenómeno arquitectónico muy pintoresco. En el interior nichos de arcadas con matroneos. En la nave hay altares rococó esplendidos, bancos con reclinatorios, pasos procesionales, mientras que en la sacristía se pueden apreciar numerosas pinturas y esculturas.  La obra de arte más valiosa de talla de madera es el púlpito en forma de un barco de la segunda  mitad del siglo XVIII. Su valor artístico está reforzado por escenas de historia de la orden de carmelitas pintadas sobre antepecho del púlpito. Una policromía de 1738, en estilo barroco tardío, crea un especial clima de serenidad en el interior. Podemos observar en ella a los santos carmelitas y escenas relacionadas con historia de la orden. En la bóveda de la nave hay representaciones de cuatro evangelistas y cuatro Padres de la Iglesia y en las paredes de la nave - de siete santos.  Nuestra Señora de Buen Socorro está representada arriba del coro. En la bóveda del presbiterio - la huida del profeta Elías de la reina Jezabel y Columna de Nuestra Señora del Escapulario.  Los angeles-putti pintados por el pintor entre serias escenas sacras contribuyen al encanto general del interior de la iglesia.